El crimen organizado lleva el caos a un Estado de Brasil y pone a prueba a Bolsonaro

Posted on January 15, 2019, 10:56 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 57 secs

Trasladarse de un punto a otro en la ciudad brasileña de Fortaleza, en el noreste de Brasil, se ha convertido en misión casi imposible desde que empezó el año. Los ataques incendiarios contra los autobuses han dejado el sistema de transporte público diezmado y han quintuplicado el precio de una carrera de Uber. Las calles están inundadas de basura, que dejó de ser recogida después de que los camiones de recogida fueran atacados. Y los comercios tienen prohibido abrir, bajo amenaza de represalias del crimen organizado. Este caos es fruto de los atentados orquestados por bandas criminales que pretenden paralizar la dispersión de sus líderes presos por presidios federales (que busca debilitar los grupos criminales). Esta es la primera crisis de seguridad del nuevo Gobierno, que encabeza Jair Bolsonaro y del juez que le acompaña al frente del Ministerio de Justicia, Sérgio Moro.

Los delincuentes han llevado el caos a Fortaleza, la capital, y a 46 ciudades más del Estado de Ceará con 187 ataques contabilizados. “En mi barrio (los delincuentes) han ido a las tiendas diciendo que había que cerrar. Los que intentaron abrir vieron que pasaban por las calles para ver si alguien había abierto. Dicen que todo el mundo se tiene que quedar dentro de casa, que si no queman todo”, relata una vecina de Caucaia, la segunda ciudad del Estado.

Leave a Reply

  • (not be published)