El Gobierno de Rumania ha reivindicado este jueves su capacidad política, técnica y logística para dirigir la Unión Europea frente a las dudas planteadas por la Comisión Europea. “Bucarest aún no ha entendido del todo lo que significa presidir la Unión Europea”, atacó el presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, pocos días antes de llegar a la capital rumana para los actos inaugurales de la presidencia que se celebran este jueves y viernes.

La primera jornada de los actos protocolarios en Bucarest ha mostrado la tensión que rodea el inicio de un mandato que arranca marcado por la división política en el país anfitrión y por los roces del Ejecutivo socialista presidido por Viorica Dancila con unas instituciones comunitarias controladas por los populares.

Bruselas nunca había mostrado una reticencia tan visible ante el traspaso semestral de poderes, a pesar de que otros países con estructuras más limitadas que Rumania han asumido ya la presidencia, como es el caso de Bulgaria (con un Gobierno de populares y extrema derecha).

Leave a Reply

  • (not be published)