El IESS en serias dificultades $ 3.000 millones le debe el Estado

Posted on January 10, 2019, 10:15 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 4 mins

Las tasas de aportación que trabajadores y empleadores pagan al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) serán analizadas como parte de un gran diálogo nacional que se emprenderá próximamente con el afán de dar sostenibilidad a la institución y sus servicios.

El anuncio lo hizo este miércoles 8 de enero Paúl Granda, presidente del Consejo Directivo del IESS, luego de una rueda de prensa sobre la situación actual de la entidad, a la que calificó de “complicada y difícil”.

Los trabajadores en relación de dependencia aportan el 20,60% de su sueldo al Seguro Social. De esa cantidad, el 9,45% corresponde al aporte personal y 11,15% al patronal. Granda manifestó que la entidad atraviesa por problemas que requieren soluciones de carácter estructural.

“Esas decisiones tienen que ser parte de un proceso de acuerdo, de consensos con los diferentes actores de la Seguridad Social”, aclaró el funcionario, pero no precisó cuándo iniciarán los diálogos.

Existen varios factores por los cuales hoy el IESS se encuentra en apuros, pero sobresalen tres decisiones de administraciones pasadas. La primera ocurrió en 2008 cuando Ramiro González decidió que los hijos de los afiliados también podían ser atendidos por el Seguro sin que existiera el financiamiento necesario para garantizar las nuevas atenciones.

La segunda se tomó en 2015 cuando a través de la Ley de Justicia Laboral se eliminó el aporte estatal del 40%. Esto provocó que el fondo de salud se quedara sin liquidez, aseguró Granda. Aquello dio paso a que en ese mismo año, bajo la gestión de Richard Espinosa, entrara en vigencia la Resolución 501 con la que el aporte al fondo de pensiones (9,74%) y el aporte al de salud (5,71%) se revirtieron.

Aquello causó una fuerte desinversión del fondo de pensiones (dinero para los jubilados) que a la fecha supera los $ 5.000 millones. Granda aseguró que por eso el fondo atraviesa una crisis.

Al modificar la distribución, el fondo de salud incrementa sus recursos (para atenciones médicas) y “se genera una falsa percepción de rentabilidad e ingresos”. Con ese dinero se construyeron hospitales, sumado a ello la atención a hijos de los afiliados se complicó aún más el fondo de salud. A eso se agrega que el Estado, según cálculos del Instituto, le adeuda $ 3.000 millones.

Además, el Seguro debe alrededor de $900 millones a los prestadores externos (hospitales y clínicas privadas). A la fecha el IESS registra 3,7 millones de afiliados, 578.687 pensionistas y cuenta con 760 unidades médicas en todo el país.

Ante la adversidad se plantean acciones que apuntan a mejorar el agendamiento de citas médicas, aumentar el número de prestadores médicos, sumar cerca de 750.000 nuevos afiliados (dentro y fuera del país), y más medidas que surgirán de  los procesos de diálogo.

Convenio con la ONU La Organización de las Naciones Unidas (ONU) colaborará con el IESS en la lucha contra la corrupción a través de asesoría técnica. Arnaud Peral, representante de la ONU en Ecuador, y Paúl Granda firmaron un convenio marco con el fin de aclarar las cuentas. El organismo, al igual que otros entes nacionales e internacionales, será parte de un Comité de Ética y Transparencia del Seguro Social.

EL TELÉGRAFO

Leave a Reply

  • (not be published)