Un preso mata a otro a golpes tras discutir por la cama de la celda

Posted on December 27, 2018, 9:37 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 3 mins

Un preso murió en la noche del miércoles en el Centro Penitenciario de Madrid V, en la localidad de Soto del Real, después de que su compañero de celda, experto en artes marciales, la emprendiera a golpes con él. La agresión se produjo tras discutir ambos sobre quién iba a dormir en la cama de abajo y quién en la de arriba de la litera de la celda, según han confirmado a EL PAÍS fuentes penitenciarias. Cuando los funcionarios acudieron para parar la agresión, la víctima se encontraba tendida en el suelo en estado muy grave. Falleció poco después en la UVI móvil del 112 que acudió a la prisión para trasladarle a un centro hospitalario.

Los hechos se produjeron sobre las 21.00, poco después de que los internos regresaran a sus celdas para pasar la noche tras cenar. El presunto homicida, de 28 años de edad, había ingresado en la prisión en la madrugada del día anterior después de que un juez ordenara su encarcelamiento con carácter preventivo acusado de intento de homicidio tras verse involucrado en una pelea con un vigilante de seguridad privado, al que también dejó malherido. Era la primera vez que ingresaba en prisión.

Esta circunstancia hizo que, tras pasar las preceptivas entrevistas con los profesionales del centro penitenciario, fuera recluido en el Módulo 1 de la prisión, que alberga a reclusos poco conflictivos y de edad más elevada. También se decidió, como se suele hacer con los llamados “presos primarios” (que ingresan por primera vez en prisión), que durante los primeros días de su estancia en prisión tuviera lo que se conoce como “un recluso de acompañamiento”, para que le ayudara a habituarse con el régimen penitenciario. El elegido fue la víctima, de 55 años de edad y en prisión por tráfico de drogas.

Según fuentes penitenciarias, el incidente se originó una vez que los dos presos estaban dentro de su celda con la puerta cerrada. Según el relato del agresor, los dos querían ocupar la misma cama y la víctima supuestamente le dio un golpe. La respuesta del presunto agresor fue brutal, según destacan las fuentes consultadas, que aseguran que cuando los funcionarios acudieron a la celda a parar la pelea, la víctima se encontraba en el sueldo cubierta de sangre. Ante la gravedad de las heridas, se avisó al 112. Pese a los intentos de los profesionales sanitarios por reanimarle, el recluso falleció en la ambulancia. Instituciones Penitenciarias ha abierto una investigación para determinar las circunstancias del suceso.

Leave a Reply

  • (not be published)