Mukesh Ambani: El magnate indio que baila con Beyoncé

Posted on December 23, 2018, 8:44 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 3 mins

Beyoncé aterrizó hace unas semanas en India para participar en uno de los contados recitales que la diva del pop ha concedido en el país asiático y al que asistieron, entre otros, la excandidata demócrata a la Casa Blanca Hilary Clinton, la empresaria Arianna Huffington y celebridades de Bollywood. Al evento, inaccesible para los cientos de millones de fans del superpoblado subcontinente, solo fueron un selecto grupo de personalidades y amigos invitados a la recepción de la boda de Isha Ambani. Tanto la novia como el dinero derrochado para costear los fastos eran desconocidos. Nada que preocupe a quien corre con los gastos: su padre, Mukesh Ambani, y desde julio pasado el magnate más rico de Asia.

Los más de 37.500 millones de euros del decimoséptimo multimillonario del mundo, según Forbes, no son flor de un día. Nacido en Yemen hace 61 años e hijo de un modesto comerciante indio, Mukesh abandonó Stanford para trasladarse a India y ayudar a su padre en el negocio familiar: una pequeña empresa de rápido crecimiento en la manufactura textil y de poliéster que pronto se asentó en la industria petroquímica. En los años noventa, la consolidada Reliance dio el salto final a las telecomunicaciones gracias a Mukesh y a su hermano Anil, líderes ya millonarios de uno de los conglomerados llamados a abanderar la India del siglo XXI.

Guerra familiar

En una sociedad ligada a la tradición familiar —como los Gandhi antes y ahora los Tata—, la dinastía Ambani vivió su particular guerra fratricida a comienzos del nuevo milenio. Tras la desaparición del progenitor, que murió sin aclarar los términos de su patrimonio, sus sucesores se enfrentaron por el legado empresarial hasta que la madre decidió salomónicamente. El mayor, Mukesh, heredó la exploración, refinería y comercialización petroquímica, junto a la destilería más grande del mundo. El menor, Anil, siguió con el negocio financiero, de infraestructuras y telecomunicaciones. Lejos del pronóstico de crecimiento de la economía india impulsada por las tecnologías de la comunicación, el último vio cómo el valor de sus empresas caía en Bolsa un 17% en la última década, mientras que la fortuna del hermano mayor creció exponencialmente gracias a una jugada que revolucionó el mercado indio de las telecomunicaciones.

Leave a Reply

  • (not be published)