La brutal violación grupal a una joven desata la indignación en Bolivia

Posted on December 20, 2018, 2:42 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 3 mins

Una boliviana de 18 años fue violada y golpeada el pasado fin de semana de Santa Cruz, un crimen del que están acusados cinco jóvenes con los que había salido a bailar. El caso, que despertó la atención de la opinión pública también por la condición social de los involucrados, ha convmovido a Bolivia y ha motivado protestas de colectivos de mujeres.

La cuadrilla de acusados —que en las redes sociales es comparada con La Manada española— y la muchacha estuvieron en una conocida discoteca hasta ser expulsados de ella por consumir drogas. Entonces se marcharon a un hotel por horas, donde según la investigación se produjo la violación. Más tarde. la víctima comenzó a convulsionar y recibió ayuda del personal de hotel para llegar a un hospital, donde sigue internada. Presenta lesiones que la Fiscalía atribuye a “violación agravada” y golpes, y su sangre conservaba rastros de seis tipos diferentes de drogas, desde marihuana hasta cocaína pasando por varias clases de estimulantes.

Los jóvenes involucrados pertenecen a la clase alta de Santa Cruz, la segunda ciudad de Bolivia. Los fiscales han denunciado que sus padres intentaron ejercer presiones indebidas sobre la investigación. El hecho sucedió el viernes pasado, pero solo se hizo público cuatro días después, lo que no es común en un tiempo en que la prensa está muy pendiente de los casos de “crónica roja”.

Los bolivianos pudieron enterarse de los sucedido gracias a la audiencia judicial que envió a cuatro de los cinco sospechosos a prisión y a uno de ellos a un reformatorio, ya que solo tiene 14 años. En la audiencia, el padre de unos de los inculpados insultó a los encargados del procesamiento y, más tarde, la madre de otro dijo a la prensa que el único problema de los jóvenes era su adicción a las drogas, la cual compartían con la víctima, y aseguró que la chica había mantenido sexo consentido con sus amigos. Esta declaración y el cuestionamiento de algunos a la decisión de la chica, grabada por una cámara de seguridad, de irse de la discoteca con cinco hombres, generó una cadena de publicaciones en las redes sociales con el lema: “No nos violan porque estemos borrachas. Nos violan porque son violadores”.

Dos ministros han exigido que el caso se trate con rigor y sin hacer diferencias a causa de la condición social acomodada de los involucrados. Según las estadísticas de 2017, en Bolivia se registran alrededor de ocho violaciones diarias, siendo Santa Cruz la ciudad más afectada por la violencia machista.

Leave a Reply

  • (not be published)