La primera llamada telefónica en seis meses entre Donald Trump y su homólogo chino, Xi Jinping, ha provocado aparentemente un giro en las estancadas negociaciones entre ambas potencias por su conflicto comercial. Tras meses de mano dura, el presidente estadounidense opta ahora por un acercamiento basado en alcanzar un acuerdo provisional que rebaje la tensión con Pekín y ha pedido a su Gabinete que comience a redactar los posibles términos de ese pacto, según adelanta Bloomberg. El documento se trataría de firmar en el marco de la reunión de jefes de Estado del G20 que se celebrará a finales de este mes en Buenos Aires.

El movimiento habría sido consecuencia directa de la conversación telefónica con Xi. Ambos hablaron este viernes –jueves en Estados Unidos- por primera vez desde mayo. Trump señaló al respecto por Twitter que ambos tuvieron una conversación “larga y muy buena” y que el diálogo en materia comercial “avanza muy bien”. Tanto Washington como Pekín confirmaron que ambos líderes tendrán un encuentro bilateral en el marco de la cumbre del G20 tras un 2018 protagonizado por un conflicto comercial que ha escalado de forma significativa con la entrada en vigor de varias rondas mutuas de aranceles.

Leave a Reply

  • (not be published)