Posted on January 07, 2021, 5:28 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 3 mins

Las autoridades sanitarias de Los Ángeles han pedido a los socorristas que dejen de llevar a los hospitales a pacientes adultos que no pueden ser reanimados, citando la escasez de camas y personal, ya que el último aumento de casos de Covid-19 amenaza con colapsar los sistemas de atención médica en la segunda ciudad más grande de Estados Unidos.

La orden, emitida a última hora del lunes, marcó una escalada de las medidas que están tomando los funcionarios estatales y locales en todo el país ante los alarmantes aumentos en las infecciones, hospitalizaciones y muertes por coronavirus.

Las ambulancias se han visto obligadas a esperar varias horas para descargar a los pacientes en algunos hospitales de Los Ángeles, lo que ha provocado retrasos en todo el sistema de respuesta a emergencias del condado.

«Los pacientes que cumplan con los criterios actuales de Ref 814 para la determinación de muerte no serán resucitados y se determinará que están muertos en la escena y no transportados», dijo Marianne Gausche-Hill, directora médica de la Agencia de Servicios Médicos de Emergencia del Condado de Los Ángeles.

La «Ref 814» se refiere a la política del condado sobre la determinación y declaración de muerte en un paciente que no ha sido transportado a un hospital.

California, el estado más poblado de EE.UU., se ha visto particularmente afectado por el último aumento de contagios de coronavirus, que algunos funcionarios de salud pública atribuyen a las reuniones festivas de Acción de Gracias en noviembre. Los Ángeles es uno de los dos condados de California que han notificado una escasez de camas en las unidades de cuidados intensivos.

California reportó 72.911 casos de Covid-19 el lunes, un récord de un solo día desde el inicio de la pandemia. Desde el inicio de la pandemia, más de 20,8 millones de personas han sido infectadas con el virus en los Estados Unidos. mientras que el número de fallecidos asciende a 355.000. Un récord de 129.000 personas permanecían ste martes ingresadas en los hospitales.

El empeoramiento de la situación ha aumentado la presión sobre las autoridades sanitarias para acelerar la distribución de las dos vacunas contra el coronavirus aprobadas hasta ahora para uso de emergencia.

Leave a Reply

  • (not be published)