Posted on December 04, 2020, 8:28 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 4 mins

La agencia Fars ha desvelado nuevos detalles sobre el asesinato del científico Mohsen Fakhrizadeh, que se llevó a cabo «con una ametralladora automática operada por control remoto, sin presencia de personas armadas en la escena de los hechos». La duración total de la emboscada fue de tres minutos. Las armas habrían sido fabricadas en Israel, según afirma Teherán, aunque no habría aportado pruebas hasta el momento.

El parlamento de Irán hizo un llamamiento para vengar al científico, asesinado el viernes en Teherán, y aprobar una ley por la que Irán deje de permitir que la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) inspeccione sus instalaciones nucleares. El texto acordado por los diputados pide «una respuesta punitiva inmediata» al asesinato del director del jefe del Departamento de Investigación e Innovación del ministerio de Defensa y considera que la mejor opción pasa por «revivir la brillante industria nuclear del país».

La decisión de los parlamentarios es un reflejo del deseo de los sectores más conservadores de abandonar el pacto nuclear firmado en 2015, esquivar sus limitaciones y acabar con la cooperación con los investigadores de la AIEA, a los que llaman «espías». Los firmantes del texto censuraron la estrategia de diálogo y negociación del presidente Hasán Rohani con Estados Unidos por considerarla «una forma dañina de pensar» como lo han demostrado «el terrorismo y los actos de sabotaje que han quedado sin la respuesta merecida».

El llamamiento realizado por el parlamento es simbólico porque la decisión final en materia nuclear la tiene el Líder Supremo, Ali Jamenei, pero demuestra el delicado momento que atraviesa un acuerdo nuclear que Joe Biden tiene intención de recuperar. Rohani también confía en volver a la senda del diálogo y así lo confirmó el portavoz del Gobierno, Alí Rabiei, quien pidió que nadie «caiga en la trampa de vincular el asesinato con las negociaciones sobre el programa nuclear».

Rabiei recordó que las negociaciones no pararon cuando se produjeron otros asesinatos en el pasado –son ya cinco lo científicos asesinados desde 2010– y dejó la puerta abierta para que se retomen en cuanto Trump deje la Casa Blanca. El problema para el sector moderado iraní es que el mandato de Rohani expira en verano y en las próximas elecciones todo apunta a una victoria ultraconservadora.

Dilema iraní

Fakhrizadeh ha sido enterrado hoy en un santuario del norte de Teherán, celebrado con una presencia limitada de personas, debido a la pandemia de Covid-19.

Las autoridades claman venganza, pero «se enfrentan a un dilema, porque para restaurar la economía necesitan volver al pacto nuclear y para restaurar su orgullo se tienen que vengar. Vengarse puede poner en juego la restauración de la economía y quienes cometieron el asesinato lo saben muy bien», apuntó en las redes sociales el analista iraní, Karim Sadjadpour.

Leave a Reply

  • (not be published)