Posted on November 21, 2020, 2:23 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 3 mins

Según «The Washington Post», representantes estatales y federales del país norteamericano se están preparando para presentar cargos por monopolio contra el gigante de las redes sociales

La relación entre Estados Unidos y sus grandes tecnológicas ha vivido tiempos mejores. Según recoge « The Washington Post», representantes estatales y federales del país norteamericano se están preparando para presentar cargos por monopolio contra Facebook debido a la compra de dos plataformas que, en su momento, fueron competidoras del servicio de Mark Zuckerberg: Instagram y WhatsApp. El citado medio apunta que investigadores esgrimirán «que los acuerdos ayudaron a crear un monstruo de redes sociales anticompetitivo que ha dejado a los usuarios con pocas alternativas de calidad». Aunque reconoce que la investigación sigue en curso, por lo que podrían terminar cambiando de parecer.

El hecho de que Facebook, como empresa, tenga control sobre los datos de los usuarios de las tres plataformas ha sido criticado en numerosas ocasiones. Precisamente, tres fuentes anónimas relacionadas con la investigación, y que han hablado con el medio, apuntan que «los organismos de control antimonopolio del gobierno han sopesado si argumentar en las demandas que estas transacciones han dejado a los usuarios con peores servicios, y menos protecciones de privacidad, de lo que podrían haber tenido si las empresas hubieran permanecido independientes».

Y es que, aunque Facebook prometió en un primer momento que las nuevas empresas mantendrían su independencia y tendrían el control sobre los datos de los usuarios en exclusiva. La realidad ha terminado siendo bien diferente; ya que hace unos años la compañía comenzó a dar pasos para aglutinar toda la ingente información en manos de la misma compañía. Algo que, como destaca «The Washington Post», «ha generado nuevas preocupaciones dados los contratiempos de privacidad pasados del gigante tecnológico»: Cambridge Analytica, entre otros episodios sonados.

Sea como fuere, esta investigación sobre las prácticas monopolísticas del gigante de las redes sociales se une en el tiempo a la investigación que está llevando a cabo la Comisión Federal de Comercio de EE.UU. (FTC) con el mismo objetivo y que en estos momentos se encuentra ultimando en sus fases finales. Según recoge el medio estadounidense, la FTC ha tratado de coordinarse con los representantes estatales para ello. También se une al caso de Google, que ya ha sido acusada formalmente por el Departamento de Justicia de Estados Unidos, y otros 11 estados pertenecientes a la Unión, de prácticas monopolísticas en el mercado de las búsquedas, donde cuenta con una cuota de participación del 92% a nivel mundial, y la publicidad.

Leave a Reply

  • (not be published)