Posted on November 11, 2020, 12:16 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 7 mins

Tambores de guerra en el Salón de la Fama del Rock and Roll. En la gala celebrada este domingo (vía streaming) para hacer oficiales a los nuevos miembros de la casa, se consumó lo que muchos consideran un sacrilegio contra la institución: se incluyó a Whitney Houston, pero no a leyendas del género como Judas Priest o Motörhead, que estaban entre los nominados.

Depeche Mode, Nine Inch Nails, The Notorious B.I.G, The Doobie Brothers y T-Rex completan la lista de este año, que ha descolocado a miles de internautas que no han dejado de expresar su indignación en las redes sociales. «Espera. ¿Depeche Mode, Whitney Houston, Nine Inch Nails y Biggie Smalls antes que Judas Priest en el Rock and Roll Hall of Fame 2020? ¿Cómo le explico esto a mi hijo? No lo entiendo», decía un tal Kenny Sargent, que sorprendentemente recibió la respuesta directa de un miembro de los propios Judas Priest, su guitarrista Richie Faulkner: «No tiene sentido, ¿verdad Kenny? Ese es el motivo por el que el Rock and Roll Hall of Fame no tiene credibilidad y nunca la ha tenido». A continuación, Faulkner escribió otro duro mensaje contra el Salón: «Ya lo he dicho otras veces, pero cincuenta años haciendo música, girando por el mundo y teniendo los mejores fans del mundo es el mejor logro que pueda imaginar. Estas instituciones están fundadas gracias a lo que estas personas han ayudado a crear y no ser incluidos me parece una broma. ¡He dicho!».

Los dardos de Faulkner contra la institución se afilan aún más en su último tuit, en el que asegura que «si quieres llamarlo Salón del Rock, tienes que construir algo que esté basado en el rock, y respetar a todos los músicos y bandas que ayudaron a crearlo. Si no, ¿qué sentido tiene?».

El cantante de la legendaria banda británica, Rob Halford, también ha mostrado su decepción con los resultados de este año: «Digámoslo de esta manera. Tienes todas estas instituciones aquí en Estados Unidos; tienes el Salón de la Fama del Rock and Roll; tienes el Salón de la Fama del Baloncesto; el Salón de la Fama del Béisbol, el Salón de la Fama del Fútbol: tienes todos estos lugares en los que si estás, es un reconocimiento realmente agradable y genial por lo que has hecho, por tu trabajo y las cosas que has logrado. ¿Me molesta que no nos acepten? No realmente. Pero creo que merecemos estar allí. Porque miro la lista de personas que están allí, y siento que tenemos un lugar. No solo sería para Judas Priest, sería para la música británica, particularmente la música heavy metal británica, y ese es un logro hermoso. Black Sabbath están ahí, lo cual es genial. Pero siempre he dicho que en el Salón de la Fama del Rock And Roll, el género de la música heavy metal no ha sido suficientemente cuidado y respetado».

Muchas leyendas del género han tardado demasiados años en formar parte de este club. Deep Purple no entraron hasta 2016, KISS lo hicieron en 2009, y Black Sabbath y Metallica en 2006 y 2007, respectivamente. Este año, el descarte de Judas Priest, que ya han sido nominados varias veces, ha dolido a sus fans especialmente por la inclusión de una diva del pop que nada tiene que ver con el rock, Whitney Houston. Y lo cierto es que excluir de ese honor a mujeres como Sister Rosetta Tharpe, Suzi Quatro (que también se quejó amargamente el año pasado), PJ Harvey, Siouxsie Sioux, Doro Pesch, Marianne Faithfull o bandas femeninas como The Runaways, The Bangles, L7 o Hole, y a cambio aceptar a gente como Janet Jackson (incluida el año pasado), parece propio de una institución que o bien está extremadamente alejada del espíritu del rock, o bien está corrompida por intereses extramusicales. A no ser que busquen más «fame» que «rock’n’roll» en su «hall».

Los nuevos miembros

Iggy Pop fue el encargado de presentar a uno de los miembros más esperados por el club, Nine Inch Nails. «La música siempre ha sido la cosa que me hace seguir adelante», dijo su líder Trent Reznor en su discurso de agradecimiento. «Creo que el logro o sentimiento más significativo es darte cuenta de que algo que creaste desde un lugar frágil e intimo, ha llegado, resonado y afectado a alguien más, posiblemente cambiando como ven el mundo».

La actriz Charlize Theron presentó a Depecho Mode, cuyo cantante Dave Gahan dijo: «Creciendo escuchando música en la radio y teniendo a la música, nos hizo sentir normales, nos ayudó a sentirnos parte de algo. Eso es lo que la música le hace a la gente, y creo que eso es lo que Depeche Mode ha hecho por mucha gente. Creo que la música realmente une a las personas, y Dios sabe que necesitamos eso hoy más que nunca».

Otro de los grande ausentes del Salón hasta este año, T. Rex, fue presentado por todo un Ringo Starr, que confesó su pasión por Marc Bolan en su discurso: «La gente lo conocía como un gran músico, compositor, guitarrista, pero también era un poeta, y estaba muy orgulloso de eso».

Slash, Tom Morello y Kirk Hammett también se sumaron a la retransmisión online del evento para rendir tributo a su héroe de la guitarra, Eddie Van Halen.

Leave a Reply

  • (not be published)