Posted on October 29, 2020, 10:50 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 3 mins

Catar lamentó este miércoles «cualquier vulneración de las libertades personales» y ordenó una investigación después de que se realizaran supuestamente test ginecológicos a pasajeras de al menos 10 vuelos tras hallar una recién nacida en un contenedor de basura en el aeropuerto internacional de Doha a principios de este mes.

«Si bien el objetivo de la búsqueda urgente era evitar que los autores del horrible crimen escaparan, el Estado de Catar lamenta cualquier angustia o vulneración de las libertades personales de cualquier viajero provocada por esta acción», indicó hoy en un comunicado la Oficina de Comunicaciones del Gobierno catarí.

«Esta violación atroz y potencialmente mortal de la ley provocó una búsqueda inmediata de los padres, incluso en vuelos en las cercanías de donde se encontró a la recién nacida», según el comunicado, que no ofreció detalles sobre los supuestos test ginecológicos realizados a las pasajeras.

En la misma nota se apunta que el primer ministro catarí, Jaled bin Jalifa bin Abdulaziz al Zani, ordenó que se realice una «investigación exhaustiva y transparente sobre el incidente» cuyos resultados se compartirán con sus socios internacionales.

El pasado 2 de octubre, se encontró una bebé recién nacida dentro de una bolsa de plástico escondida en un contenedor de basura en el Aeropuerto Internacional de Hamad de Doha, indicó el Gobierno. «La niña fue rescatada en lo que pareció ser un impactante y espantoso intento de matarla. La bebé ahora está a salvo bajo atención médica en Doha», según el Gobierno catarí.

Entre las pasajeras afectadas hay mujeres que viajaban a Australia y su avión hacía escala en Doha. La ministra de Asuntos Exteriores de Australia, Marise Payne, dijo este miércoles que Catar supuestamente realizó test ginecológicos a un número indeterminado de pasajeras de al menos 10 vuelos, previa protesta ante el Gobierno catarí por el trato «ofensivo» a las mujeres.

La jefa de la diplomacia australiana reiteró que Camberra ha protestado por el trato «extremadamente inapropiado» y está a la espera del resultado de las investigaciones para sopesar los siguientes pasos.

Leave a Reply

  • (not be published)