Posted on October 19, 2020, 9:57 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 5 mins

La menopausia es un proceso que llegará a la mayoría de las mujeres entre 45 y 55 años, y sin embargo, es la gran desconocida, tanto para ellas como para la sociedad en general. No todas conocen bien sus síntomas, tratamientos o cómo este proceso afectará a su salud (física pero también mental).

La menopausia forma parte del climaterio, la etapa en la que los ovarios comienzan a producir menos estrógenos y progesterona, dando como resultado la retirada del periodo menstrual y el fin de la vida fértil, pero también una serie de síntomas y molestias (tales como sofocos, insomnio, sequedad vaginal, cambios de humor, descenso de la libido) que, en última instancia, pueden afectar a la salud de la mujer si no se cuida adecuadamente.

Pese a la importancia que tiene para las mujeres, el 50% de ellas opina que esta etapa es invisible para gran parte de la sociedad, y apenas habla de ella ni de sus consecuencias. Así lo refleja el II Gran Estudio sobre la Menopausia realizado por el Instituto de la Menopausia a 877 mujeres españolas a partir de 40 años y con una media de edad de 50,1 años.

Esa desinformación es la causa de que casi el 40% de las encuestadas que ya ha empezado a padecer los síntomas de menopausia afirme no tener suficiente información para afrontar este periodo, lo que puede causar problemas para su salud como osteoporosis, enfermedades cardiovasculares, obesidad… ya que la disminución de los estrógenos afecta al funcionamiento de todo el organismo.

¿Cómo afecta la llegada de la menopausia?

Casi la mitad de las mujeres encuestadas (45,8%) manifiesta preocupación ante la llegada de la menopausia, especialmente por los síntomas y enfermedades asociadas (79,9%), seguido de la pérdida de vitalidad y energía (73,1%). El envejecimiento también es un motivo de preocupación para el 46,3% de las mujeres.

Entre las mujeres perimenopáusicas y menopáusicas, los sudores y sofocos es el síntoma que padecen con mayor frecuencia (64,8%), seguido de los cambios de humor y problemas para conciliar el sueño (55,4%) y los cambios en el aspecto físico (47,8%).

Entre las alteraciones relacionadas con la sexualidad, las encuestadas destacan como causas la disminución de la libido y la falta de deseo, ambos con una incidencia del 74,7%. Además, reseñan también molestias y poca frecuencia en las relaciones.

En cuanto al aspecto físico, el aumento de peso es la opción más señalada entre las mujeres que han manifestado haber sufrido cambios (85,8%), seguido de la flacidez (58,1%) y la aparición de manchas y arrugas (49,2%).

¿Qué tratamientos eligen las mujeres?

Sorprende el dato que arroja este estudio, ya que el 65,3% de las mujeres que ha llegado a la menopausia y aprecia sus síntomas, no toma nada para aliviarlos. Entre las que sí tratan los síntomas, el 11,9% de las encuestadas utiliza suplementos nutricionales, el 11,1% remedios naturales y el 10,7% complementos alimenticios. Tan solo un 4,5% de las encuestadas ha recurrido a la terapia hormonal sustitutiva.

Sin embargo, adoptar cambios en el estilo de vida (sobre todo en la dieta y el ejercicio físico) y recurrir a ciertos suplementos nutricionales, complementos alimenticios y remedios naturales puede ayudar a las mujeres a sentirse mejor y evitar el desarrollo de enfermedades más serias.

¿Están preparadas para la llegada de la menopausia?

Todas las encuestadas que ya padecen síntomas (excepto 8,0%) se han informado sobre la menopausia. El ginecólogo (52,2%) e internet (43,1%) son sus principales fuentes de información.

A pesar de haberse informado sobre ello, el 39,6% de las encuestadas que ya ha empezado a padecer los síntomas de menopausia afirma no tener suficiente información para afrontar este periodo, por lo que reclaman más referencias sobre la sintomatología y los cambios físicos y fisiológicos que se producen al llegar a la menopausia. Asimismo, manifiestan falta de información sobre tratamientos y prácticas saludables para mejorar los síntomas y el 26,7% de las encuestadas que ya han empezado a tener síntomas afirma no sentirse apoyada por su entorno, siendo las perimenopáusicas las que perciben falta de apoyo del entorno en mayor medida.

Leave a Reply

  • (not be published)