Posted on October 15, 2020, 10:42 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 9 mins

Es común ver personajes de televisión, modelos y hasta deportistas en las listas de partidos políticos. Y estas elecciones generales no son la excepción.

Unos buscan por primera vez un espacio en la Asamblea Nacional y otros ya tienen experiencia en el escenario político.

En este periodo electoral, la participación de estos talentos de pantalla ha sido mínima en relación con las generales del 2017 donde el partido Adelante Ecuatoriano Adelante (AEA), recién cancelado, agrupó a más a personajes de reality shows.

Y en las seccionales del 2019, el Partido Social Cristiano (PSC) tuvo más talentos de pantalla. Ahora concentra a dos: la cantante Hilda Murillo, que va por el distrito 2 en Guayas, como tercera principal. Y Michelle Pozo, quien está en el segundo casillero de alternos en el distrito norte de Pichincha.

Murillo, cantante con 62 años de carrera artística, dice que siempre ha visto la política desde lejos, pero que llegó el momento de estar cerca.

“Siempre he estado inmersa en la política, yo he mirado como los toros de atrás, observando, pero mi carrera artística ya se está acercando a un tiempo en que debo tomar una decisión y creo que la mejor decisión, una vez que el abogado (Jaime) Nebot me hizo la propuesta, y considero que como ciudadana tengo todo el derecho de elegir y ser elegida, entonces decidí participar porque me motivó el deseo de cumplir con mi país”, expresa.

Murillo asegura que está trabajando en proyectos educativos, prevención de consumo de drogas e incluso en reformar la Ley Orgánica de Cultura.

“Una reforma a la Ley de Cultura para priorizar los derechos de los artistas y gestores culturales del Ecuador, garantizándoles afiliación al Seguro Social, acceso a la salud, a líneas de crédito y financiamiento estatales para dinamizar proyectos artísticos y culturales, y sobre todo transversalizar leyes con los gobiernos autónomos descentralizados (GAD) para que en cada cantón se garanticen ordenanzas que promuevan y mantengan vigente la cultura ecuatoriana”, explica.

Pozo, otro de los rostros “famosos” en el partido político, hace un poco más de un mes la modelo fue tendencia en redes sociales por una entrevista que, asegura, se realizó hace tres años.

En ese espacio televisivo se le consultó su tendencia política y ella contestó: “No sé, ayudar a los más necesitados, a eso se refiere. ¡Ah! capitalista, socialista, izquierda, derecha, no lo sé”, dijo.

Pozo fue criticada y se defendió a través de un video: “Les puedo decir a todos ustedes que la mitad de personas que me critican, me juzgan, me maltratan, me insultan, me dicen de todo, ni siquiera lograron la mitad de lo que yo he logrado. Así que ubíquense”.

En tanto, en la lista de Democracia Sí aparece el animador y actor Richard Barker, encabezando el distrito 1 en Guayas. Este Diario se contactó con el personal de comunicación de Barker y señaló que se encuentra capacitándose con el movimiento político y no se va a pronunciar hasta el 26 de octubre.

Mientras, por el correísmo se encuentran la periodista Marcela Holguín, la exmodelo María del Carmen Alman y el exfutbolista Patricio Urrutia. Ellos fueron postulados por Centro Democrático (CD), que impulsa la candidatura presidencial de Andrés Arauz.

Holguín aspira a repetir otro periodo por la circunscripción 1 de Pichincha; Urrutia, quien fue alcalde de Ventanas, es tercero en la lista provincial de Los Ríos. Y Alman, exconcejal de Guayaquil, es tercera en la circunscripción 3 de Guayas.

Alman, quien creció en el sector de Cristo del Consuelo, afirma que desde pequeña le gustó servir. “Desde mi adolescencia siempre me motivé a ayudar a los más necesitados. Como afro me identifico a ser la voz de muchos grupos como la clase obrera, afroecuatorianos”, afirma.

Dice que se está preparando a través de una maestría en Gerencia Política y que, de llegar al Legislativo, se enfocaría en las personas con enfermedades catastróficas.

“Para ser autoridad es más que un mérito, es una responsabilidad, porque para aprobar leyes en beneficio de un país hay que tener mucha responsabilidad, capacidad y compromiso”, señala Alman, quien hace varios estuvo en Chantal Fontaine.

Jorge Vélez, director provincial de CD, señala que en sus listas tienen aspirantes “conocidos”, pero con experiencia en políticas públicas.

“La experiencia sí juega un papel importante porque para gobernar tienes que saber de políticas públicas y, en ese sentido, muchos de los candidatos tienen ese gran “plus” (…). En Ecuador no se puede discriminar a nadie y todos tienen derecho a postularse para una dignidad”, menciona.

Esta tendencia de postulación de personas “reconocidas” para cargos de elección popular, para el analista político Olmedo Farfán, nunca acabará. Cree que esto demuestra una falta de ética.

“Es una lástima el hecho de que los partidos tengan que acudir a personas que si bien es cierto son conocidas en su medio, podrán ser muy buenos o mediocres en su medio artístico, pero eso no las habilita para desempeñar una función tan importante como es legislar en el país, interpretar leyes y formular proyectos de ley. Es una falta de ética el aceptar, aunque están en su derecho, pero en términos de ética deja mucho que desear porque el país necesita cambios urgentes”, indica.

Francisco Palomeque, analista y consultor político, cree que el tiempo juega en contra para que un nuevo elemento se conozca y por ello, los partidos acuden a estas figuras para tener votos.

“Nuestra sociedad iconiza y relieva las actividades de gente de farándula y de periodistas. Sin embargo, los periodistas no están bien parados como figuras para la política por la campaña del anterior gobierno. (…) Como está la ley, en presupuesto y tiempos de campaña, no les queda de otra que poner a alguien conocido”, explica.

Menciona que el voto joven será clave y que las organizaciones políticas saben que este grupo sufraga por emociones. “No escoge por razonamientos”, apunta.

Leave a Reply

  • (not be published)